RUSIA DESDE LA COCINA. CUCHILLO, CAZO Y TENEDOR PARA LEVANTAR UN

RUSIA DESDE LA COCINA. CUCHILLO, CAZO Y TENEDOR PARA LEVANTAR UN

Editorial:
OBERON-ANAYA
Año de edición:
Materia
Cocina
ISBN:
978-84-415-4584-7
Páginas:
360
Encuadernación:
Rústica
23,03 €

En stock
Añadir a la cesta

Introducción
Plato I
Ivan Jaritónov, el cocinero del último zar
Plato II
Shura Vorobiova, la cocinera de Lenin
Plato III
Ganna Basaraba, la Gran Hambruna
Plato IV
Un encuentro en las montañas. La cocina de Stalin
Plato V
La Bella y Beria. El cocinero de Stalin y su mujer
Plato VI
Tamara Andréyevna, panadera en el Leningrado sitiado
Plato VII
Exhumación. La cocina de la guerra
Plato VIII
El banquete de Yalta
Plato IX
Feyna Kazétskaya, la cocinera de Gagarin
Plato X
Victor Belyaev, cocinero del Kremlin
Plato XI
Mamá Nina, una cocinera de Afganistán
Plato XII
Primer regreso de Viktor Belyaev
Plato XIII
El Bosque Encantado, la cocina de Chernóbil
Plato XIV
El segundo regreso de Viktor Belyaev
Plato XV
Polina Ivánovna, estofado de jabalí o la última cena de la URSS
Plato XVI
Spiridón Putin, un cocinero de sanatorio
Plato XVII
Cheburek, la cocina de los tártaros de Crimea
Plato XVIII
Tercer regreso de Viktor Belyaev
Bibliografía
Agradecimientos

¿Por qué Putin se inventó el mito de su abuelo, Spiridón Putin, como cocinero de las élites zaristas y soviéticas ¿Cuál fue el menú de la cena que selló la desintegración de la Unión Soviética ¿Por qué Brézhnev odiaba el caviar La fascinación de Witold Szablowski por la cocina y su condición de reportero le han llevado a reunir ambos universos en Cómo alimentar a un dictador y ahora en Rusia desde la cocina. En este libro sigue las huellas de los cocineros de los personajes más importantes de la reciente y de la no tan reciente historia de Rusia y de la Unión Soviética, desde el último zar, Nicolás II, hasta Putin. Sus protagonistas son testigos de acontecimientos -muchos de ellos trágicos- que han marcado los destinos de esa parte del mundo. Szablowski ha recorrido Rusia y varias de las antiguas repúblicas soviéticas, ha hablado con los cocineros de los primeros secretarios, de astronautas y de soldados rasos en el frente afgano. Ha conseguido terribles testimonios de las mujeres que cocinaron para los liquidadores de la central nuclear de Chernóbil. El autor muestra cómo la comida ha sido en Rusia una herr

Otros libros del autor