071 - ESPIRITUALIDAD DE LA LIBERACIÓN

071 - ESPIRITUALIDAD DE LA LIBERACIÓN

Editorial:
SAL TERRAE, EDITORIAL
Año de edición:
Materia
Religión
ISBN:
978-84-293-1076-4
Páginas:
288
Encuadernación:
Bolsillo
Colección:
PRESENCIA TEOLOGICA
8,65 €

Disponible en 1 semana
Añadir a la cesta

No faltan mentes "bien pensantes" que acusan a la Teología de la Liberación de inspirarse en ideologías excesivamente "inmanentes" y hasta hostiles a toda transcendencia; de ser una falsa teología carente de espiritualidad.



Sin embargo, los movimientos y prácticas de la Liberacion y la misma Teología de la Liberacion tienen su raís y su crédito en algo anterior a ellos mismos: la rica experiencia espiritual que palpita en el continente latinoamericano.



Los rasgos de esa espiritualidad no pueden ser tan "originales" que se aparten de la auténtica espiritualidad cristiana de siempre: uno solo es el Espíritu en toda hora y en todo lugar; pero sí son diferentes, porque ubican la (única) espiritualidad cristiana en una hora y en un lugar diferentes. Para responder a los signos de un tiempo de cautiverio y de liberación, esos rasgos han de hacerse explícita y eficazmente liberadores; y para responder a los signos del lugar que se llama "América Latina", han de tornarse latinoamericanos.



El aliento poético -en el más estricto sentido del término: poesía como actividad incansable- de Pedro Casaldáliga y la cabeza, el corazón y la "aragonesa y tozuda laboriosidad" de José Mª Vigil han producido una obra que quiere ser una fraterna lectura espiritual compartida; una introducción a otros libros mayores y a otras búsquedas; un eco emocionado a tanta espiritualidad latinoamericana (y caribeña) vivida -hoy sobre todo, pero también ayer- por tantos santos y santas anónimos, tantos profetas y mártires y tantas comunidades cristianas que se esfuerzan en revivir latinoamericanamente la hermosura evangélica y los rasgos crucificados (y la alegría pascual) de los Hechos de los Apóstoles. Toda una legión de hijos e hijas de Dios -el Dios único, pero con muchos nombres- que vienen haciendo la total espiritualidad latinoamericana, antes y después de 1492.